Banner

Historia Almendra de Oro 2011 Antonio Latorre

almendra oro 2011

El público escucha la palabras de Antonio Latorre, Almendra de Oro 2011 de El Cruzado Aragonés, en la mesa con Alberto Celaya, Enrique Albert y Lolo Sampedro. A. Lardiés


«Barbastro, tierra mía, madre, raíz, placenta»

Asegura Antonio Latorre que ser distinguido con la Almendra de Oro 2011 de El Cruzado Aragonés reconoce no unos méritos sino «la obligación de todo ser bien nacido de amar lo suyo y a los suyos, conservando y haciendo gala con orgullo de algo tan sencillo y grande a la vez como son sus raíces y con ellas su propia identidad». Un amor que él ha contado y ha cantado en cincuenta años de trayectoria, primero como aficionado y más tarde como profesional, en el mundo de la música y el espectáculo, «un oficio como no hay otro igual».

«Está claro que hemos acertado al conceder este galardón», aseguró el presidente del Patronato de este semanario, Enrique Albert, ante unas 250 personas, que siguieron en el Aula Magna de la Uned este acto, en el que también se presentó el Extra de Fiestas. Entre ellos, su mujer –«compañera perfecta e insustituible»– y sus hijas, amigos de la infancia y de etapas posteriores, representantes culturales y sociales,  así como nueve concejales del Ayuntamiento.

No es casual la respuesta del público a la convocatoria de este artista, albergue y guía de barbastrenses y comarcanos que llegan a Madrid, centro de operaciones y cuartel de invierno para la actividad de Latorre. Con sus aplausos avalaron el reconocimiento de El Cruzado a una vida de trabajo permanente «por favorecer, difundir y promover el buen nombre y los intereses de Barbastro, a través de los diversos caminos del arte», en palabras de Albert.

«Estoy convencido de que componer temas para mi tierra es, en cierto modo, dejar migas en el camino para encontrar el regreso», aseguró el homenajeado, evocando un Barbastro que «se nos ha hecho grande y hermosa»  y reivindicando la «raigambre pueblerina».

Parte de esos recorridos los recordó, en su voz de bolero, evocando a abuelos, padres, hermana y tíos en el Entremuro, a los Escolapios, a la pianista Conchita Gabás, su debut en el Teatro Principal con la Operación Pañuelo de Radio Barbastro, la orquesta Jazz Columbia de Estadilla, y las giras por España y Francia... Y otra parte fue la que se proyectó en un audiovisual preparado en colaboración con Canal 25, en el que Antonio Latorre aparecía junto a María Teresa Campos en Pasa La Vida y una arrobada Isabel Gemio, en Arco de Triunfo, además de otros programas televisivos. Como banda sonora, su aplaudido Contigo en la distancia, Begin the beguine y las versiones de White Christmas y Candilejas, que levantaron tantos comentarios como las caricaturas de numerosos barbastenses, recogidas en el libro Dibujando el alma de Toni Soláns.

Latorre mantiene su amor al cine, que ahora evidencia de una manera más que pública con su exposición La Pasión en el Cine, estrenada con motivo del Encuentro Nacional de Cofradías que albergó la capital del Somontano y anuncia un nuevo proyecto: la presentación el próximo año en Barbastro, en primicia, de su nuevo disco Cantares de Aragón.

Versos de Walt Whitman, Cleto Torrodellas y Gabriel Campo Villegas –«Barbastro, tierra mía, madre, raíz, placenta»–, frases de Luciano Puyuelo y Pedro Casaldáliga y reflexiones de su abuela Jesusa salpicaron una intervención en la que echó mano de una cita de un artículo de Mariano Gistaín dedicado a Jarry y publicado en 1996 por El Cruzado Aragonés: «Las ciudades son las personas que han vivido en ellas, la gente que las ha amado y las han hecho evolucionar. Lo demás es paisaje». A. LARDIÉS

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro