Banner

Opinión Editorial Llegar lejos se puede

11 de agosto de 2017

No siempre se logra cumplir determinados proyectos en los que habíamos puesto ilusión y esperanza. Podría ser que esto se deba a que no son realistas o posibles. Pero también, y no es pequeña esta razón, puede deberse a que no se han seguido con paciencia y constancia. Estas dos virtudes requieren esfuerzo y hoy queremos subrayar esto porque en lo que llevamos de siglo XXI se va observando que hay más velocidad que paciencia, más búsqueda de satisfacciones que de quietud interior, más comodidad que esfuerzo. Una generación que no sabe afrontar el fracaso y se desanima en la primera inquietud cambiando rápidamente de rumbo buscando otra actividad más fácil, no logra objetivos duraderos ni madura convenientemente. Expertos y profesionales en educación y en psicología nos alertan diciendo que la juventud se retrasa cronológicamente demasiado, hay muchos jóvenes adolescentes, y que no se toman con suficiente madurez decisiones importantes.

El esfuerzo es esencial para obtener buenos resultados en cualquier ámbito de la vida. No sale de casualidad nada importante. Ser competente en algo exige tiempo, dedicación y esfuerzo. Para subir a una montaña es esencial dar el primer paso, por supuesto. Pero para llegar a la meta hay que mantener el esfuerzo hasta el final. Y no bastan las buenas cualidades, que se necesitan, pero la experiencia dice que aquellas personas que han logrado éxitos académicos, por poner ahora esta realidad como ejemplo, no son siempre las más inteligentes sino aquellas que han decidido y mantenido el compromiso de ser constantes.

Podríamos recordar la historia de los progresos científicos y de los intentos repetidos que se han tenido que realizar en aquello que se ha significado como avances para la humanidad. Los investigadores y científicos, además de saber de lo suyo, son maestros en constancia y en fidelidad a sus propósitos. Por eso, repetimos, si «un modo de ser» de nuestra época es querer conseguir todo al instante, –hasta decimos que se consigue todo a golpe sólo de un clik–, hay que estar atentos porque una educación que sea tal no lo será si no educa en la paciencia, en la constancia y en el esfuerzo.

 

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro