Banner

Opinión Editorial El deber de la caridad

15 de diciembre de 2017

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en la calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa». No es ninguna frase subversiva: está escrita en el numero 53 de la Exhortación Apostólica sobre La alegría del Evangelio del papa Francisco y nos viene bien para anunciar la presentación de la Campaña de Navidad que cada año hace Cáritas en estas fechas. Pablo VI, en su Encíclica sobre El progreso de los pueblos, número 44,  también dijo que el desarrollo integral del hombre no puede darse sin el desarrollo solidario de la humanidad.

Cáritas es la institución de la Iglesia católica que, a través de sus programas, se acerca a las personas que viven en dificultades de muchas maneras y tenemos motivos para estar agradecidos por el servicio que presta, a través también de sus Cáritas diocesanas, y seguir contribuyendo para que pueda seguir ayudando de la mejor manera posible. Cáritas nos recuerda que las personas que tienen poco, y muy poco, aún son muchas. Siempre serán, añadimos, demasiadas. Lo que hace Cáritas, a través de sus programas de apoyo y de su red de voluntarios, no es un simple asistencialismo sino un ejercicio de caridad como modo de ser cristiano. La caridad es una dimensión constitutiva de la misión de la Iglesia. Tiene que ser la señal distintiva del cristiano y no es un añadido a su fe sino una demostración necesaria de la misma. El camino cristiano se propone como camino creciente de comunión con Dios y con el prójimo.

Cáritas ha trabajado duro en la crisis que, a pesar de ser global, han padecido unos más que otros. Ahora los indicadores macroeconómicos señalan una mejora. Pero en el día a día de muchos se nota poco. España sigue siendo, según datos de la Unión Europea, un país en el que son muy grandes las diferencias entre los ricos y los pobres.  Mantener esas grandes desigualdades entre grupos sociales dentro de un mismo país, y así lo advertía Benedicto XVI en su Encíclica sobre La caridad en la verdad, número 32, tiende a erosionar la cohesión social y a poner en peligro la democracia.

Nos apuntamos a seguir las orientaciones y los programas y proyectos asistenciales de Caritas porque creemos que es una manera eficaz de llegar a atender las necesidades de tantas personas a las que hay que saber mirar y acompañar. 

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro